Frase del día

miércoles, 6 de diciembre de 2006

Instrucciones para robar una joyería


El aprendiz deberá saber que para expropiar a una joyería de sus pertenencias es necesario, ante todo, elegir una casa que expenda tales elementos. Deberá escoger el iniciado entre aquellas que cuenten con poca seguridad, buen material y rápida salida.
Si se tratara de un comercio situado en el vigésimo piso de un edificio, no es recomendable bajo ningún aspecto escapar por las ventanas.


Una vez decidido el lugar para cometer el ilícito, procédase a delinquir sin miramientos pero con los ojos abiertos. Realícese el trámite en horario nocturno o durante eclipse total de sol.
Si su intención es pasar desapercibido, evítese romper la vidriera con un ladrillazo. Sin embargo, si desea llamar la atención, arroje el adminículo con todo gusto y fuerza, pero este autor no se lo recomienda.
En todo caso, se sugiere la rotura del vidrio con una herramienta más efectiva y romántica. Consígase un adoquín de entre los tantos que adornan las callecitas de Buenos Aires. Si posee un transportador, le será útil para calcular el grado de impacto y el ángulo de disparo.

Apropícuese, acto seguido, al material en cuestión y sustráigalo. (Nota del autor: la sustracción es el método matemático inverso a la adición)
Se aconseja haberse acompañado o munido de algún útil que sirva para alojar con rapidez las piezas expropiadas. Como ejemplo para el novato cito las bolsas, los bolsos o cualquier otro adminículo portador cuya superficie sea propicia para el acarreo. Contratar un volquete no es la decisión adecuada como así tampoco la mochila del colegio de los chicos. No metamos en problemas a las criaturas. Esta profesión exige seriedad y ética, por Dios.

Finalmente elija escabullirse con agilidad por entre las calles aledañas y ante la inesperada presencia de un patrullero: no adopte la actitud del vulgar ladronzuelo! Por el contrario, camine con naturalidad y salude a los agentes del orden como si Ud. fuese un tranquilo y honesto paseante porteño.
Y por favor, ¡Quítese ese antifaz!!

De mi libro Barrilete Sin Viento. Poema de Roberto Peraso

1 comentario:

Gaderic dijo...

Jajajajajajaajaja , mis respetos . 5 estrellas .


¿ Qué tal si deseo algo más sutil ? , como un robo más elaborado y que la única forma de que se den cuenta del tal sea cuando el dueño llegue a la mañana siguiente .

Publicar un comentario

Por favor, trate de escribir correctamente. Estamos en contra de las faltas de ortografía voluntarias y el lenguaje SMS. Luego de escribir su comentario, reléalo y corrija si es necesario antes de publicar, usando la "Vista previa".
Ya no se admiten comentarios anónimos.
Puede comentar con su identificación de Google, Blogger o una cuenta OpenID. Vea las opciones debajo en "Elegir una identidad".
¡Gracias!

Mi otro blog

Últimas noticias del cosmos