Frase del día

miércoles, 29 de noviembre de 2006

Roberto Juarróz



Con Juarróz me siento identificado. Es un gran poeta y una fuente inagotable de reflexión e inspiración. En definitiva, lo envidio muchísimo.


Biografía
Poeta argentino nacido en Coronel Dorrego en 1925 y fallecido en 1995.Graduado en Bibliotecología y Ciencias de la Información en la Universidad Nacional de Buenos Aires, se especializó en la Sorbonne, y desde entonces fue ensayista, traductor y crítico literario, colaborando en diversos medios de su país y del extranjero.Miembro de número de la Academia Argentina de Letras y catedrático universitario por más de treinta años, recibió numerosos premios y distinciones, entre los que se destacan, el premio Jean Malrieu de Marsella, y el premio de la Bienal Internacional de Poesía, en Lieja, Bélgica, en 1992.

EL AMOR EMPIEZA...
El amor empieza cuando se rompen los dedos y se dan vuelta las solapas del traje,
cuando ya no hace falta pero tampoco sobra la vejez de mirarse,
cuando la torre de los recuerdos, baja o alta,
se agacha hasta la sangre.
El amor empieza cuando Dios termina
Y cuando el hombre cae,
mientras las cosas, demasiado eternas,
comienzan a gastarse,
y los signos,
las bocas
y los signos,
se muerden mutuamente en cualquier parte.
El amor empieza cuando la luz se agrieta

como un muerto disfrazado sobre la soledad irremediable.
Porque el amor es simplemente eso:
la forma del comienzo tercamente escondida
detrás de los finales.


LEVANTAR EL PAPEL DONDE ESCRIBIMOS...
Levantar el papel donde escribimosy revisar mejor debajo
Levantar cada palabra que encontramos y examinar mejor debajo
Levantar cada hombre y observar mejor debajo
Levantar a la muerte y escudriñar mejor debajo
Y si miramos bien siempre hallaremos otra huella.
No servirá para poner el pie ni para aposentar el pensamiento
pero ella nos probará que alguien más ha pasado por aquí.


de Primera Poesía vertical, 9
Pienso que en este momento tal vez nadie en el universo piensa en mí,
que solo yo me pienso,y si ahora muriese,nadie, ni yo, me pensaría.
Y aquí empieza el abismo,como cuando me duermo.

Soy mi propio sostén y me lo quito.Contribuyo a tapizar de ausencia todo.
Tal vez sea por estoque pensar en un hombrese parece a salvarlo.


http://usuarios.lycos.es/Angel_ros/

Nota: al final, entre paréntesis el número de poesía vertical y el número de poema.

El universo se investiga a sí mismo.
Y la vida es la forma que emplea el universo para su investigación.
La flecha se da vuelta y se clava en sí misma.
Y el hombre es la punta de la flecha.
El hombre se clava en el hombre,
pero el blanco de la flecha no es el hombre.
Un laberinto sólo se encuentra en otro laberinto.
(V - 45)

--------------------------------------------------


Si conociéramos el punto donde va a romperse algo,
donde se cortará el hilo de los besos,
donde una mirada dejará de encontrarse con otra mirada,
donde el corazón saltará hacia otro sitio,
podríamos poner otro punto sobre ese punto
o por lo menos acompañarlo al romperse.
Si conociéramos el punto donde algo va a fundirse con algo,
donde el desierto se encontrará con la lluvia,
donde el abrazo se tocará con la vida,
donde mi muerte se aproximara a la tuya,
podríamos desenvolver ese punto como una serpentina
o por lo menos cantarlo hasta morirnos.
Si conociéramos el puntodonde algo será siempre ese algo,
donde el hueso no olvidará a la carne,
donde la fuente es madre de otra fuente,
donde el pasado nunca será pasado,
podríamos dejar sólo ese punto y borrar todos los otros
o guardarlo por lo menos en un lugar más seguro.
(a Laura)
(IV, 24)


Lo que sigue son cuatro de los mejores poemas de Juarróz, a mi humilde criterio.


Hay pocas muertes enteras.
Los cementerios están llenos de fraudes.
Las calles están llenas de fantasmas.
Hay pocas muertes enteras.

Pero el pájaro sabe en qué rama última se posa
Y el árbol sabe donde termina el pájaro.
Hay pocas muertes enteras.

La muerte cada vez es más insegura.
La muerte es una experiencia de vida.
Y a veces se necesitan dos vidas

para poder completar una muerte.
Hay pocas muertes enteras.

Las campanas doblan siempre lo mismo.
Pero la realidad ya no ofrece garantías
Y no basta vivir para morir.
(VI - 25)

----------------------------------------------------------

No sé si todo es dios.

No sé si algo es dios.
Pero toda palabra nombra a dios :
zapato, huelga, corazón, colectivo.
Y más
colectivo incendiado, zapato viejo, huelga general, corazón junto a ruinas.
Y más todavía
colectivo sin hombre, zapato sin suela, huelga general de los muertos,corazón en las ruinas del aire.
Y más todavía
inmóvil colectivo para dioses,zapato para andar por las palabras,
huelga de los muertos con la ropa gastada, corazón con la sangre de las ruinas.
Y más.
Pero no importa.
Ya he dejado de orar.
Voy a buscar ahora las espaldas de dios.
(I,1)
------------------------------------------------------------

Cada uno se va como puede,
unos con el pecho entreabierto,
otros con una sola mano,
unos con la cédula de identidad en el bolsillo,otros en el alma,
unos con la luna atornillada en la sangre
y otros sin sangre, ni luna, ni recuerdos.
Cada uno se va aunque no pueda,
unos con el amor entre dientes, otros cambiándose la piel,
unos con la vida y la muerte, otros con la muerte y la vida,
unos con la mano en su hombro y otros en el hombro de otro.
Cada uno se va porque se va,
unos con alguien trasnochado entre las cejas,
otros sin haberse cruzado con nadie,
unos por la puerta que da o parece dar sobre el camino,
otros por una puerta dibujada en la pared o tal vez en el aire,
unos sin haber empezado a vivir y otros sin haber empezado a vivir.
Pero todos se van con los pies atados,
unos por el camino que hicieron,
otros por el que no hicieron
y todos por el que nunca harán.
-------------------------------------------------------------------------------------


De CUARTA POESÍA VERTICAL (1969)
10
En alguna parte hay un hombre que transpira pensamiento.
Sobre su piel se dibujan los contornos húmedos de una piel más fina,
la estela de una navegación sin nave.
Cuando ese hombre piensa luz, ilumina,
cuando piensa muerte, se alisa,
cuando recuerda a alguien, adquiere sus rasgos,
cuando cae en sí mismo, se oscurece como un pozo.
En él se ve el color de los pensamientos nocturnos
y se aprende que ningún pensamiento carecede su noche y su día.
Y también que hay colores y pensamientos
que no nacen de día ni de noche,
sino tan sólo cuando crece un poco más el olvido.

Ese hombre tiene la porosidad de una tierra más viva y a veces, cuando sueña,
toma aspecto de fuego,salpicaduras de una llama que se alimenta con llama,
retorcimientos de bosque calcinado.

A ese hombre se le puede ver el amor,
pero eso tan sólo quien lo encuentre y lo ame.
Y también se podría ver en su carne a dios,
pero sólo después de dejar de ver todo el resto.

(a Octavio Paz)




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, trate de escribir correctamente. Estamos en contra de las faltas de ortografía voluntarias y el lenguaje SMS. Luego de escribir su comentario, reléalo y corrija si es necesario antes de publicar, usando la "Vista previa".
Ya no se admiten comentarios anónimos.
Puede comentar con su identificación de Google, Blogger o una cuenta OpenID. Vea las opciones debajo en "Elegir una identidad".
¡Gracias!

Mi otro blog

Últimas noticias del cosmos