Frase del día

miércoles, 29 de noviembre de 2006

De autor desconocido (El que sepa que me diga)


De la mano de Omar Cerasuolo, o mejor dicho, de su voz, conocí el texto que sigue. Hipernautas del mundo, exhorto-les tengan a bien informarme de quién es la pluma de semejante talento:

Moza Duende Ángel Dios Demonio
términos que designan algo que no es el hombre, y que sólo podrían, en el mejor de los casos, sacudirlo o habitarlo. No hemos encontrado todavía la palabra que designe aquello que es el hombre y se convierta de pronto en esa abismal transformación que es la poesía.
Lo que no se puede decir hay que callarlo, o decirlo sin decirlo, dejándolo que se filtre por las grietas y el silencio del poema.
No basta arder en la llama sin distancia de la creación. También son necesarias las distancias creadoras, esos espacios no vacíos en cuyas noches, silencios y accidentes se refracta y se ve la creación. La Creación: aquello que no vimos, aquello que no vemos, porque estamos dentro.
Los poemas, como los árboles amados nos hacen sentir más vivos a su sombra. Toda transformación nos cambia las palabras que usamos; y todo cambio en nuestras palabras nos transforma de algún modo; lo cual vuelve a alterar las palabras. Y así infinitamente, ilimitadamente, la rueda de las mutaciones mueve la rueda de las palabras.
La poesía no es profecía, a menos que sea una profecía del presente que también reclama una visión profética para ser penetrado. Oh Rimbaud!....Oh Verlaine!... y la exaltación, y lo grandilocuente... y las pasiones...
Y ya que está pronta la hora, yo creo que habría que hallar o crear una síntesis del sueño y de la vigilia. Y con ella, con esa síntesis, forjar el poema. Con esas raras palabras anfibias que podrían pronunciarse en ambas partes, en el sueño y en la vigilia.
Y dar, si se puede, un paso más allá : Abolir las transiciones, hablar con esa manera única de ser que cada uno tiene, y dejar que con naturalidad, las palabras se deslicen desde el Lecho Universal de lo Dormido hacia el Techo Universal de lo Despierto.

1 comentario:

Ignacio Pailles dijo...

Juarroz en el fragmento 92: “Los poemas, como los arboles amados, nos hacen sentir mas vivos a su. sombra”

Publicar un comentario

Por favor, trate de escribir correctamente. Estamos en contra de las faltas de ortografía voluntarias y el lenguaje SMS. Luego de escribir su comentario, reléalo y corrija si es necesario antes de publicar, usando la "Vista previa".
Ya no se admiten comentarios anónimos.
Puede comentar con su identificación de Google, Blogger o una cuenta OpenID. Vea las opciones debajo en "Elegir una identidad".
¡Gracias!

Mi otro blog

Últimas noticias del cosmos